La misma estrofa

Por Xabi Esnaola / La Liga

La Real Sociedad está fuera de(l) juego. Su partido en Cornellà apenas duró nueve minutos, los que tardó Juanmi en aporrear la puerta trasera del Espanyol en un par de ocasiones, una de ellas permitiendo a De la Bella centrar con toda comodidad (jugada de excepción para el lateral, que estuvo fuera de tono) a Willian José. A partir de entonces, el delantero malacitano pasó de recurso a intrascendente referencia; duro de ver y sentir en el campo. Pero no fue el único en vivir tal cruel circunstancia

También Oyarzabal (2 pases existosos hacia adelante en 90 minutos) y en menor medida Canales (serpenteó bien en el círculo central incorporándose desde la mediapunta) dejaron de conectar con el frente de ataque en cuanto el Espanyol comenzó a presionar y robar balones en la parte del campo realista. Porque es ahí, cerca de Moyá, donde los de Eusebio Sacristán pretenden (y solamente pretenden) generar la superioridad para encontrarse con el guardameta rival. “Lejos es cerca”, predica la filosofía del juego de posición. Sin embargo el equipo donostiarra se olvidó de cómo termina el lema, porque Pau siempre vio lejísimos a los anaranjados.

Solamente una ocasión, y por demérito del conjunto perico (el 0-1), fue suficiente para que Willian José adelantara a su equipo. Que la Real Sociedad acumule 50 goles en La Liga se explica con acciones como la del brasileño. Y es que la pólvora txuri-urdin no es propia de un decimotercer clasificado.

Pese al gol en contra, el Espanyol era y fue superior. El mejor síntoma: Odriozola no se estiró en ningún momento. Sacristán incidió sobre sus jugadores de segunda línea (Oyarzabal-Canales) para que se ofrecieran por dentro, pero la Real no mejoró su mecanismo de salida. De hecho la banda izquierda (imágenes a continuación) fue el vínculo que más acercó el gol a los realistas.

Mapa de pases de Álvaro Odriozola en el 1T (Foto: Squawka)

Mapa de pases de la RSO en el 1T (Foto: Squawka)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Quien sí estiró a su equipo fue Gerard Moreno. Además de anotar, el punta (y mediapunta) atrajo rivales, escondió el balón y amortizó el espacio que generaba el movimiento de Granero –exhibición de acierto en decisiones de organización y ataque- hacia la zona interior. Un sector del campo este último en el que no está de más alabar la labor de los Sánchez, la ‘Roca’ (que ayer fue escoba) y Víctor (con 8 entradas exitosas, fue el mejor recuperador del partido).

Gerard Moreno, un imán de rivales. Atrae para liberar a compañeros.

Eso en cuanto a la fase organizacional del Espanyol se refiere. Respecto a las situaciones de robo, fuente principal de su peligro, la velocidad de reacción de los catalanes (Piatti al frente) fue mayor que la de la defensa guipuzcoana, que estuvo bien en el despeje y con balón en el primer tiempo, pero concedió sin límites en el segundo.

Si en el primer periodo las finalizaciones eran benignas, en la reanudación el equipo de Quique afiló el cuchillo y la Real se quedó sin nada a lo que agarrarse. Esto último acentuado tras la sustitución de Willian José por Januzaj. Sin referencias en las que apoyarse en estático, las jugadas imposibles del extremo belga fue el mejor argumento que tuvo la Real para salir de la monotonía. Panorama que con Bautista (entró en el 80) tampoco cambió en exceso, como todo lo que sucede en la Real Sociedad. El presente deportivo del club está anclado en una estrofa que nadie desconoce, incluidos sus rivales.

 

Eusebio: En el primer tiempo ha estado igualado, nosotros hemos tenido la posibilidad de hacer el gol. En el segundo ellos han tenido un inicio fuerte e intenso, nos han metido en nuestro campo y nos ha faltado tomar el control, no lo hemos conseguido y se han aprovechado con el primer gol y con la situación de contra el segundo, que coincidió con un momento en el que estábamos cogiendo aire a través del balón. […] No logramos imponer nuestro juego; nos ha faltado un poquito de velocidad, claridad en la zona de tres cuartos para ganar confianza y seguridad. Nos han presionado en nuestro campo y nos ha costado salir. […] Willian José venía de estar un mes parado. El partido podía ser largo para él y entendíamos que era un momento en el que había que trabajar mucho en defensa. Con Mikel como referencia y Januzaj en el uno contra uno nos podían dar aire y seguir haciéndoles daño. Después ha llegado su segundo gol y hemos decidido meter a Bautista como referencia de ataque.”

Quique: “Sabemos que si a la Real Sociedad la acomodas con la pelota y le dejas funcionar desde el inicio te lleva a defender en bloque bajo. Nosotros queríamos hacer un partido incómodo en el que Zurutuza tuviera dificultades para girar o que Illarramendi no encontrara  el hueco, uno en el que no dejáramos correr a los espacios a Juanmi o a Oyarzabal. La Real Sociedad es un equipo que si acaba dependiendo de sus centrales o de sus laterales tiene más dificultad. Hemos querido defender en zonas donde teníamos más posibilidades de recuperar la pelota.

 

↑Aplauso de la semana: Willian José

↓Suspenso de la semana: De la Bella

11 Mar 2018 No hay comentarios

Dejar un comentario